en

Tercer anfiteatro

Último artículo 30-03-2020 15:20 escrito por diegoatletico. 293 respuestas.
Página 1 de 20 (294 elementos) 1 2 3 4 5 Siguiente > ... Último »
Ordenar mensajes: Anterior Siguiente
  • 16-05-2008 13:29

    Tercer anfiteatro

    Bloqueado Respuesta Contactar

    Recuperamos del foro antiguo este post lleno de sentimiento rojiblanco que esperemos sirva para contribuir al homenaje y recuerdo de los nuestros.

    Jaselbaink:

    Creo que fui yo, bueno no se si alguien la utilizaba antes de usarla yo.
     
    Cuando murió mi hermano me costó mucho trabajo volver al Calderón, ahora cuando voy, sólo me lo puedo imaginar ahí arriba.
     
    como duele el Aleti cuando te falta quien te lo enseñó.

    pacoparaca:

    Ha subido ya  a ocupar su asiento una Aletica para mi inolvidable, mi vecina Julita que junto a mi padre, que le habra echo sitio a su lado, son las dos personas por las que tengo esta bendita aficion.

     
    Julita te diste de baja con la entrada de los Gil, me acuerdo que decias aqui ya no se ve futbol, que grande y yo en babia, si hubieras estado mejor seguro que serias forofa de estos 14 mindundis porque tu eras muy radikal ; joder como me molaba ir a ver contigo al Madrileño los domingos por la mañana, con el bocata por alli  para mi era como estar en el parque de atracciones, hiciste que viera el Calderon como mi casa. Hicimos juntos la ultima visita ya pasando del futbol, me regalaste la entrada para ver al Bruce Springsteen, vaya dia que pasamos con tus mas de 70 tacos alli bailando como si te quisieras despedir del campo a lo grande antes de irte a vivir a tu tierra, Vitoria.
     
    Un abrazo desde el corazon para los dos.
     
    D.E.P.
     
    FORZA ALETI SIEMPRE

    Pereira:

    el día 12 de octubre se cumple el septimo aniversario de un socio Aletico cercano a la centena, Aletico y antimadridista hasta la médula, aquel que me llevo de la mano al homenaje a Garate o a contemplar aquel glorioso para un niño 75 aniversario, con Manolo da rosa y rafaela carra a la cabeza.
    D.E.P.

    Julian:

    Dar desde aquí mi mas sincero pésame a todas las personas que han perdido a un ser querido.

    Yo hace poco tiempo también acabo de perder a un abuelo al cual quería mucho, y que gracias a el, hoy en día, gozo del sentimiento rojiblanco.

     

    Pero estoy seguro que tanto él, como todos los que se nos han ido están presentes y que disfrutan allí arriba, en el 3 anfiteatro.

     

    Saludos.

    goide:

    Quiero rendir homenaje a mi abuelo, antiguo socio número 1945 y un fijo en el Metropolitano. Murió hace 10 años tras una larga enfermedad y era atlético hasta la médula.

    Siempre recuerdo de él que ya en la recta final de su vida, no era capaz de aguantar los partidos del Aleti que televisaban debido a los nervios. Cuando se veía que nos iban a remontar o no podía más, se iba a otra habitación y si al final ganabamos el partido, aparecía pletórico con su transistor y nos mirabamos con esa mirada cómplice que se tiene con alguien que comparte este sentimiento atlético.

    Con el doblete pudo disfrutar de una alegría doble el año anterior a su muerte. Recuerdo el día que ganamos la copa del rey en Zaragoza; por la tarde estuve visitándole en el hospital donde llevaba unos días ingresado y su única preocupación era poder ver el partido. Después de la victoria, fui a celebrarlo a Neptuno con mi padre y grité el doble de lo que lo hago normalmente para que el grito de mi abuelo estuviera también representado.
    Murió en el 97, viendo al Aleti en lo más alto de España y luchando por la Liga de campeones y a veces esto me parece un guiño del destino, ya que no tuvo que aguantar ver a nuestro amado equipo descender unos años después.

    En su funeral llevé orgulloso un pin con el escudo que él me había regalado. Fue enterrado en el cementerio de San Isidro que se encuentra junto al Calderón y curiosamente desde la posición de mi abono se distingue éste cementerio, por lo que cada partido pienso en él y en qué pensaría del rumbo actual de lo que ahora llaman 'marca' en vez de equipo.

    Solo espero que si en el futuro yo tengo un nieto, pueda compartir esa complicidad que tenía con mi abuelo, y que pueda disfrutar de su equipo junto a la rivera del Manzanares, pues yo estaré viéndole desde la otra orilla.

    Van Basten:

    Pues sí, el día 6 de agosto a las 23:25 horas falleció mi abuelo, Emilio, el del Aleti, no es que yo tuviera una relación especial con él pero es el culpable de que mi padre y sus otros dos hijos sean del Aleti y de que yo también lo sea.
    Hablaba poco, pero siempre hablaba del Aleti, al menos conmigo, nunca olvidaré como criticaba a Vizcaíno porque tiraba al segundo anfiteatro ni como le gustaba Futre, ni las batallitas que contaba de Luis, Leivinha, Gárate, Pereira, etc.....
    Él siempre decía que el Aleti de entonces era muchísimo mejor que el de ahora, y no le faltaba razón.
    Se fue sin dar mucha guerra, en la última planta del hospital cerquita del cielo, allí estará ahora con su mujer, poco aficionada al "peloto" pero sabía que los buenos iban con rayas rojas y blancas.
     
    Podría decir muchas cosas de mi abuelo y su amor por el Aleti, pero son demasiados recuerdos; ahora me lo imaginaré allí arriba sufriendo cada vez que Jurado toque el balón, aguantando hasta el final de cada partido para ver un gol de su equipo y durmiendo en esa cama que justo enfrente tenía (y aún tiene) un escudo grande del Aleti.
     
    D.E.P.

    aforada:

    Desde el día 8 del actual mes de noviembre, mi padre ha dejado un hueco inmenso en el corazón de mi madre y en el mío.

     
    Bajo su apariencia gruñona y sus prontos imprevisibles, se escondía un hombre sensible y cariñoso, que trataba así de disfrazar su ternura.
     
    Pese a que nunca quiso hacerse socio, y pocas veces acudió al Metropolitano o al Calderón a presenciar los partidos, durante toda su vida llevó al Atlético en el alma.  Le gustaba más escuchar la retransmisión por radio (incluso aunque lo televisaran), y era digno de ver cómo durante todo el partido permanecía en la cocina, de pie pero inclinado sobre la encimera, con la oreja materialmente pegada al receptor (primero la antigua "arradio" de válvulas, después con un transistor grande marca Lavis que se compró el mismo día que Urtain iba a boxear por el Campeonato de Europa de los pesos pesados, porque ya la "arradio" no había manera de entenderla de vieja que estaba, y últimamente con un receptor moderno que le habíamos hecho instalar dentro de un armazón idéntico a la "arradio" antigua). Solamente separaba la oreja durante cinco minutos en el descanso, para ir al baño (o bien se aguantaba hasta llegar a ese momento, o bien iba para que no le pillaran las ganas en la segunda parte, y eso que la próstata ya atacaba lo suyo).
     
    Durante los últimos quince años, pese a que no podía hablar por haber sido intervenido de garganta, mantenía con mi tío (su hermano, más madridista que Bernabéu) enconadísimas discusiones en torno al fútbol, y especialmente a la marcha de ambos equipos en las diferentes competiciones. Mi padre, naturalmente, discutía por señas.  Y casi siempre acababa dejando sin argumentos a su hermano.
     
    Pero, eso sí, cascarrabias siempre, todos los días de partido, cuando yo iba a salir de casa para ir al campo, me despedía con el gesto de Nerón: pulgar hacia abajo, para ver si podía cabrearme. Y no digo nada de cómo me recibía a la vuelta si habíamos perdido: echando pestes de todos, desde los dirigentes hasta el utillero. ¡Qué jodío! No hablaba, pero se le entendía todo.
     
    Todo un personaje, mi padre.
     
    Espero que, desde el abono que te has sacado en el tercer anfiteatro, ahora no te perderás ningún partido en directo.
     
    Papá, disfruta con tu equipo y ayúdale a volver a verlo grande.


    Archivado en:
  • 16-05-2008 13:47 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

     Un recuerdo desde aqui para mi padre. Pronto se cumplirán 11 años de aquel trágico accidente y le volveremos a llevar flores rojas y blancas para mantener vivo su espíritu atletico. A mi, me dejó el mayor legado que existe antes de irse, transmitirme el amor por nuestros colores en los genes, mucho antes de nacer.

     No te olvidamos.

  • 16-05-2008 15:00 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    Jaime, un buen amigo, accionista y rojiblanco hasta el último segundo de vida. Mientras el cancer le apagaba, su Atleti le hacia sentir vivo de verdad.

    Hasta siempre!

    Me llamo Máximo Décimo Meridio, comandante de los ejércitos del norte, general de las legiones Félix, leal servidor del verdadero emperador Marco Aurelio. Padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada. Y alcanzaré mi venganza en esta vida o en la otra.
  • 18-05-2008 22:53 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    El cáncer también se llevó a Juan Pablo. Les pegó la historia de su lucha por superar su enfermedad que escribí hace poco. Tengo clarísimo que si estuviese vivo andaría por este foro.

    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    La historia que les cuento hoy habla poco de goles, remates o asistencias. Sí, es una historia del equipo que nos late por dentro, pero sobre todo es una historia de amistad, de amistad mojada en el Atleti, forjada en nuestra grada, como tantas otras. De esta historia no esperen un final feliz. No lo tiene. Casi ningún final lo es.

    Hoy les cuento la historia de Juan Pablo. Se lo presento con cuatro años, cuando su tía de Ávila se empeña en hacerle socio del Atleti, como a sus otros tres hermanos, como toda la familia. Un niño de barrio que crece yendo al fútbol los domingos, jugando, haciéndose mayor, que con 16 años ya empieza a salir con sus “colegas”, primero a la “Violeta” y luego a Malasaña, no podía ser de otra manera.

    Les presento también al resto de integrantes de su pandilla, Paquito, Pepe “el Domínguez”, Juanjo “el polaco”, Jesús “el Feito”, Armando “el membrillo” y Luis Miguel “el Willy”. Con ellos empieza Juanpa a ir al fútbol en 1990. Mal estudiante, por aquella época se cambia al Colegio España donde coincide con los hermanos Punas, también del Atleti, como él, siempre a tope.
    Y así se va escribiendo su historia. La de un chico más, que empieza a estudiar una carrera. Con música de Black Sabath, de Led Zepelling, de AC/DC..., con noches de marcha los sábados y goles los domingos.

    Llega la final contra el Mallorca y Juan Pablo la disfruta como nadie, celebra ese gol de Alfredo como si le fuera la vida en ello. Vital y optimista, no quiere dar importancia a los cada vez más frecuentes dolores de cabeza, a que se le duerman las manos jugando al mus o a esa cojera cada vez más evidente y que achaca al fútbol.

    Pero una noche, celebrando el final de la mili de su amigo Paquito, se desploma y le tienen que ingresar. Pruebas y un diagnóstico demoledor. Un tumor cerebral maligno que operan inmediatamente pero que no pueden terminar de extirpar. Su esperanza de vida es corta, pese al tratamiento, pese a la quimioterapia... pero los médicos no tienen en cuenta una cosa: Juan Pablo no piensa morirse sin ver ganar la Liga a su Atleti del alma.

    La recuperación de esa operación que le ha tocado puntos vitales es difícil y complicada, pero Juan Pablo se repone para celebrar en Neptuno, un año más, la victoria ante el eterno rival y el nuevo título de su equipo.
    Los siguientes cinco años son la historia de una lucha contra el cáncer. Una lucha desigual en la que Juan Pablo batalla con la mejor de sus armas: sus ganas de vivir. Si se tropieza y se cae, se levanta rápido con la mejor de sus sonrisas, como si nada hubiese pasado. Si alguien le pide su carnet para ir al fútbol le responde: “hazte socio, vikingo” y sus amigos se encargan de que no falte a ningún partido.

    La temporada 95-96 es especialmente dura. Juan Pablo no puede ya subir las escaleras, pero sus amigos se lo echan a la espalda y le llevan a su localidad, camina con dificultad, le duele mucho la cabeza, y está prácticamente ciego. Pero eso no le impide disfrutar de cada una de las victorias de los Molina, Pantic, Caminero, Kiko..., cantando cada gol, aunque tengan que ser de nuevo los suyos los que le cuenten quien ha iniciado la jugada, cómo ha sido el regate y quien ha “mojado”.

    Y así llega el último encuentro de liga, contra el Albacete. Carlos Peña se encarga de que toda la pandilla pueda ir a ese partido, pero en la puerta no les dejan pasar. Las entradas son de otras localidades... ¿cómo explicarle a ese portero con cara de circunstancias que han vivido mil partidos juntos?, ¿cómo contarle sus cinco años de lucha por ese partido, por esa tarde? Y se lo cuentan con lágrimas desesperadas hasta que les dejan pasar. Todos juntos.

    Cuando marca el Cholo de cabeza todos buscan a Juan Pablo, todos le abrazan, todos lloran. Así celebran también el de Kiko, fundidos en un abrazo de felicidad, de lágrimas, de hermandad. El Atleti ha ganado la liga. La liga del Juanpa.
    Todavía saca fuerzas para ir con sus hermanos a Zaragoza y cantar el gol de Pantic ante el Barcelona con la misma fuerza que aquel de Alfredo, unos años antes, antes de que todo empezase.

    Juan Pablo fallece poco después, el 6 de febrero de 1997. Se ha salido con la suya. Ha visto al Atleti campeón de Liga y Copa, jugando la Champions. Ha ganado su batalla.
    Sus amigos, aquellos que, destrozados, arrojaban sus insignias sobre su amigo el día de su entierro, todavía le recuerdan con mil y una anécdotas.Cada viaje, cada partido en el Calderón, cada gol es un recuerdo para él. A veces comentan lo “listo” que fue el Juanpa que sabiendo que iba a morir no espero a ver la travesía de su equipo en segunda, la sequía de juego, la pérdida de identidad. Juan Pablo se fue con aquel gran Atleti de orgullo, casta, coraje y corazón. Aquel Atleti que era como él. GRANDE.

    http://futblogeras.blogspot.com
  • 18-05-2008 22:59 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    Va por todos los atléticos, y de manera muy especial por los míos, mi abuelo José, mi tio Jesús y mi adorado padre Rafael.

    Volveremos a ser grandes.

    Tzungany
  • 18-05-2008 23:07 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

     A mi abuelo, a mi padre y a mi se nos hubiera caido la cara de verguenza el ir a celebrar un 4ª puesto a Neptuno, pero cada uno se flagela como quiere.

    Un saludo con respeto.(que por lo visto se lleva de moda) 

  • 23-05-2008 12:46 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    En uno de los bares de mi calle (ubicada en un barrio que alcanza la máxima expresión de madridismo; hasta el punto de que su propio nombre coincide con la segunda denominación oficial del búnker de la Castellana) formamos hace años un grupo de resistentes que, con amplio ruido y profundo sentimiento, nos reuníamos casi cada día y en varios horarios, para dar el coñazo a la merengonada imperante, provocar algo tan inaudito como que en ese lugar se televisasen todos los partidos del Atleti y echarle todo el morro del mundo, pues nos tocó el peor periodo de la Historia del Club.

    Despidos de empleados, cambios de residencia y demás circunstancias, entre las cuales ha sido la peor la muerte de dos de sus más queridos componentes, han dado al traste con aquél grupo. Sobre todo, con aquél ambiente.

    El primero que despareció fue Félix, en combate con una larga enfermedad que le obligó a dejar de ir a estos lugares hace años y que, definitivamente, se lo llevó hace unas semanas. Su cara y su nombre aparecieron en los video-marcadores del Calderón, el día del Dépor. Precisamente un día en el que habría disfrutado como nunca, habría hecho como si no disfrutase, habría puesto esa cara de póker de no me creo nada, y habría escondido esa sonrisilla casi imperceptible de a ver si no se me nota lo contento que estoy.

    Hace casi dos años le había precedido Fernando, atlético de vuelta de todo, descreído, oficialmente desmotivado y que, cada verano, se sentaba a mi lado con cara de cachondeo, para decirme que le volviese a soltar mi discursito de cada año, del este año ya verás como sí, de que tal o cual recién fichaje no era tan malo como parecía; porque decía necesitarlo, para seguir viniendo a ver cada partido, para aparecer esporádicamente por el Estadio, y para recuperar la esperanza. Y a mí, su opinión más realista, solía centrarme y bajarme de las nubes.

    Durante estos días, con los rumores de fichajes, me estoy acordando mucho de él; porque constantemente nos hablaba del "fichaje ideal para el Atleti", a quien ninguno conocíamos y que jugaba en Argentina. Luego le fichó el Oporto, triunfó desde el principio, y él nos decía: ¿Lo véis?. Y ahora relacionan al Lucho González con nuestro Club. Qué coño, me hace una ilusión tremenda su fichaje: sería como un homenaje póstumo que le daría la razón, como casi siempre, en sus análisis propios de quien se había hecho del Atleti en el Metropolitano.

    (...) Nosotros, que somos de Gárate, despreciamos el modelo actual de sociedad anónima deportiva basado única y exclusivamente en criterios mercantiles y cortoplacistas, en sacar el máximo rendimiento de lo que se tiene aunque esto se haga en claro menoscabo de la identidad del club, y de la afición, y del proyecto deportivo (...) "Nosotros, que somos de Gárate" - Carlos Fuentes - El Rojo y el Blanco
  • 27-05-2008 22:27 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    A mi buen amigo y atlético, desde los tiempos del Metropolitano, él que tomaba cañas con Escudero en los Cuatro Caminos.

    Desde donde quiera que estes Cecilio Hernández Barriopedro, socio nº 13 de la Peña Atlética Villalba, seguiras animando a tú atleti, con tú habitual sarcasmo.

    D.E.P. Compañero y Amigo.

    Tzungany
  • 17-06-2008 13:38 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    Manuel Guijarro "Pirulo" Ex jugador del Atlético de Madrid en los años 30. D.E.P

    http://www.elpais.com/articulo/deportes/Fallece/ex/jugador/Atletico/Manuel/Guijarro/elpepudep/20080616elpepudep_11/Tes
    http://futblogeras.blogspot.com
  • 20-06-2008 14:56 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    Los hinchas muertos ya tienen sitio en el Calderón

    El Espacio tendrá una capilla y 2.500 columbarios

    Dani Hidalgo | 20/06/2008

    El Espacio tendrá una capilla y 2.500 columbarios

    -->

    El Atlético presentó ayer el proyecto del Espacio Memorial del Vicente Calderón, que será construido a finales de año por la compañia GIEM Sports. Tendrá una extensión de 600 metros cuadrados y capacidad para 2.500 columbarios (ampliable a 5.000), donde se alojarán las urnas funerarias con las cenizas de aquellos aficionados rojiblancos que lo deseen. Además, habrá una capilla. Esta iniciativa fue promovida por los miembros del Senado rojiblanco, la entidad del club compuesta por los socios más veteranos.

    Pioneros. El Espanyol fue el primero en firmar este tipo de acuerdo para su futuro estadio, pero el Atlético será el primer club del mundo dotado con este tipo de instalación en la actualidad. El club rojiblanco se presenta como un líder en esta área y muchas instituciones deportivas prestigiosas ya siguen sus pasos: Chelsea, Manchester, Lazio, Roma, Barcelona, Celtic, Rangers y los New York Yankees (beísbol) ya tienen pactado con la compañía española un sitio parecido al que tendrá el Atlético.

    Felipe Hernanz Gaona, presidente del Senado rojiblanco, dijo sobre la importancia del Espacio Memorial del Atlético: "Será un lugar de encuentro para las familias, cercano a lo que han compartido con ilusión". El Atlético tendrá para finales de este año un lugar para poder enterrar a sus muertos.

  • 26-06-2008 12:46 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    Otro gran atletico, mi cuñado Andres Vallecillo dejo este mundo el pasado sabado.  Desde ahora mismo sufrira por este Atleti desde el cielo.

    Partidos memorables, como frente al Manchester en recopa, le hicieron querer a este equipo con todas sus fuerzas.

     Parece que cada vez quedan menos de los buenos.

     Nunca te olvidaremos Andres.

  • 26-06-2008 16:20 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    El pasado viernes, se cayo del andamio donde trabaja.

    Nos dejo David Torre Garcia-Gallo, no verá nacer a la hija que esperaba.

    Era atlético de toda la vida y de la Peña Atlética Ventura de Valdemoro.

    A toda tú familia un fuerte abrazo, y tú amigo desde donde quieras que estes, sigue como has sido siempre. 

     

    Tzungany
  • 26-06-2008 18:55 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    Atléticoso:

    El pasado viernes, se cayo del andamio donde trabaja.

    Nos dejo David Torre Garcia-Gallo, no verá nacer a la hija que esperaba.

    Era atlético de toda la vida y de la Peña Atlética Ventura de Valdemoro.

    A toda tú familia un fuerte abrazo, y tú amigo desde donde quieras que estes, sigue como has sido siempre. 

     

     

    D.E.P seguro que desde el tercer anfiteatro dara aliento a su atleti...

    GIL CULPABLE,CEREZO MARIONETA.
    DILES QUE SE VAYAN
  • 02-10-2008 9:41 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    Minuto de silencio por un atlético

    José A. Martín 'Petón' 01/10/2008

    El domingo perdimos como es sabido. Fue raro el choque, sin ocasiones, ni la del gol, que en baloncesto hubiera sido falta en ataque y en fútbol nada, ni un equipo mejor que otro, y sin que apetezca reflexionar sobre lo visto, soso, simplón, vulgar. Sabemos, algo consuela, que es mejor perder un partido que empatar dos. Lo malo es que llega un puerto fuera de categoría como los del Tour, que podríamos subir casi silbando si no fuera por las bajas y porque esas bajas además impiden descansos que algunos de nuestros muchachos necesitan, véase el Kun, dos años sin más pausa que la que le concede alguna lesión. Perdimos y eso no tiene remedio. Sí lo tiene algo que achaco a un despiste, sin más. Eché en falta el domingo un minuto de silencio. El de homenaje al último caído por la vileza terrorista: Luis Conde de la Cruz.

    El club suele ser bastante sensible a estos reconocimientos y lo acompaña además de una música hermosa, la de "La muerte no es final", que eleva el respeto hasta la emoción. El brigada Luis Conde éramos todos nosotros, todos los españoles, y con eso bastaría, pero como explicaba su mujer, Lourdes Rodao, aún hay una razón más: "Nos lo han matado y se va a quedar sin ver a su Aleti, este año que por fin pita". El brigada Conde era colchonero a machamartillo. Los que creemos sabemos que una noche estará en Neptuno con nosotros. Mientras, somos nosotros los que queremos estar con él. En silencio. Un minuto. En nuestra casa.

    http://www.as.com/opinion/articulo/minuto-silencio-atletico/dasopi/20081001dasdaiopi_11/Tes

  • 02-10-2008 16:28 en respuesta a

    Re: Tercer anfiteatro

    Y lo curioso del caso es que no sé ni cómo se llama este chico.

    Desde hace muchos años, detrás de mí y de mi familia se sienta otra familia: padre, madre y dos chavales de treinta y tantos años, si llegan. Siempre con sus camisetas, siempre comiendo pipas.

    Uno de ellos es uno de los tipos más graciosos y ocurrentes que he conocido nunca. Rápido, con apostillas ingeniosas y súbitas. Gracias a él, descubrí que Movilla guardaba un curioso parecido con uno de los protagonistas de “El milagro de P. Tinto”, que el Caño Ibagaza en realidad era el Engaño Ibagaza, o que en nuestro banquillo a menudo en vez de revulsivos había repulsivos. Sí, dicho así igual no suena tan gracioso como cuando le oíamos en la grada, pero puedo asegurar que sí lo era. Nos hemos hecho muchas risas, lo cual no es ninguna tontería, teniendo en cuenta las pocas alegrías que nos han venido dando sobre el césped.

    El día del Schalke 04, aún con el 1-0, decía “¡cabrones! ¡que sólo estamos en agosto! ¡que estoy gordo y me va a dar un infarto!” Luego acabamos 4-0, y él contento como unas pascuas. Como todos. Ya tocaba.

    Hace un par de partidos que no le veía en su abono, anoche tampoco, y con el estadio como estaba, fuimos a ocupar su asiento. Le pedimos permiso a su padre, y nos enteramos que el chaval había fallecido hace unos días, en un accidente laboral “que no podía ser más estúpido”. No hay accidente laboral que no sea estúpido, la verdad.

    Y ya no te vas del estadio contento con cómo vamos en Champions, sino con el estómago encogido porque este chico al final no está. Porque no puede disfrutar después de tanto del equipo en Champions. Porque no puede ver crecer a su hijita.

    Lamentablemente, no soy creyente, y no me queda el consuelo derivado de ello. Sí me queda el recuerdo de los buenos ratos pasados en partidos absurdos, y el ejemplo de la entereza de sus familiares, que siguen asistiendo a los partidos, con él más presente que nunca.

    Siempre miro el hilo del Tercer Anfiteatro con aprensión, con miedo de que alguien haya tenido que añadir un mensaje. Lamento tener que hacer esta aportación. Pero sobre todo, lamento no volver a verle ni a reírme con él. Y sobre todo, que su familia se haya quedado con un siento libre al lado.

    Ya casi ni me queda coraje, ni me queda corazón.
Página 1 de 20 (294 elementos) 1 2 3 4 5 Siguiente > ... Último »

AVISO LEGAL - Esta web pertenece a la ASDH, sin relación directa alguna con la sociedad Club Atlético de Madrid SAD. El uso de cualquier marca propiedad de la última se hace de modo nominativo y en ningún caso con fines comerciales o de intento de confusión de marcas. Así mismo SDH no se responsabiliza de las opiniones de sus colaboradores, foristas, etc...

Ofrecido por Community Server (Non-Commercial Edition) Football Supporters International Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español Asóciate al Atlético Club de Socios a través de Señales